Formato Local

En colaboración con Boris

Naufragando un capitalismo que estimula generalidades, soportar lo local se nos presenta como una épica sabrosa, un guiño sutil a la persona indicada, un abrazo fraterno , pero también, un puño levantado.

Desde el 12/12/12 Pirámide Selva busca estimular el desarrollo cultural anclados en tres campos de exlporación: música, filmes y exhibiciones. El proyecto se constituye basado en una ética constructiva, en la búsqueda de una identidad colectiva a partir del encuentro no virtual entre personas.

La exploración de experiencias que se inscriban en la complejidad (o multiplicidad) artística contemporánea llevan al proyecto a iniciar una nueva etapa.

Para esta edición Pirámide Selva invoca a Nikola Mishkavalij, quien haciendo alusión a la experiencia de diálogo interior/exterior y digital ddesde “la pirámide” y “la selva” pone en juego los términos que componen el proyecto, evidenciando su concepto y el rol que ocupa como agente en la cultura.

 

TEXTO DE SALA

El formato evidencias la aparición de {la cosa} y {la representación de la cosa} que registramos como tal. Examinar el formato de una expresión -cualquier sea- nos obliga a ejercitar una vez más cierta dualidad. Que por un lado deja al capricho ontológico y por otro lado estimula a que brille la neurona sensible.

La conversación entre lo local y lo global habría caducado. Es lo local el único motor que sigue haciendo interesante la conversación global y no viceversa. La sustancia no es global. Es local. Local es ese momento en que nos encontramos con {la cosa} y a partir de ello se comienza a dar forma a {la representación de las cosas}.

*Abstract

A través de una serie de diálogos entre dispositivos se pone en juego los términos que componen el proyecto Pirámide Selva, evidenciando su concepto y el rol que ocupa como agente en la cultura.

Nikola Mishkavalij

Nikola Mishkavalij es un heterónimo bi-dimensional. Explora desde su génesis la semántica contemporánea a la luz (y las sombras) de construcciones conceptuales, habilitando tanto la reflexión, como la contemplación del mar simbólico que habitamos.

Exhibiciones

  • 220 Cultura Contemporánea, Córdoba, Argentina.
  • Centro Cultural Matienzo, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Otras Curdaurías

Naufragando un capitalismo que estimula generalidades, soportar lo local se nos presenta como una épica sabrosa, un guiño sutil a la persona indicada, un abrazo fraterno , pero también, un puño levantado.

Desde el 12/12/12 Pirámide Selva busca estimular el desarrollo cultural anclados en tres campos de exlporación: música, filmes y exhibiciones. El proyecto se constituye basado en una ética constructiva, en la búsqueda de una identidad colectiva a partir del encuentro no virtual entre personas.

La exploración de experiencias que se inscriban en la complejidad (o multiplicidad) artística contemporánea llevan al proyecto a iniciar una nueva etapa.

Para esta edición Pirámide Selva invoca a Nikola Mishkavalij, quien haciendo alusión a la experiencia de diálogo interior/exterior y digital ddesde “la pirámide” y “la selva” pone en juego los términos que componen el proyecto, evidenciando su concepto y el rol que ocupa como agente en la cultura.

 

TEXTO DE SALA

El formato evidencias la aparición de {la cosa} y {la representación de la cosa} que registramos como tal. Examinar el formato de una expresión -cualquier sea- nos obliga a ejercitar una vez más cierta dualidad. Que por un lado deja al capricho ontológico y por otro lado estimula a que brille la neurona sensible.

La conversación entre lo local y lo global habría caducado. Es lo local el único motor que sigue haciendo interesante la conversación global y no viceversa. La sustancia no es global. Es local. Local es ese momento en que nos encontramos con {la cosa} y a partir de ello se comienza a dar forma a {la representación de las cosas}.